-->

martes, 29 de marzo de 2016

Una luna radiante iluminó al señor de la Arrabal

Una luna radiante iluminó al señor de la Arrabal.

De la Arrabal, por el puente subiendo por Tentenecio y llegando a la Catedral miles de fieles se agolpaban en las calles para ver el tan ansiado desfile en un escenario único. Una luna de Escandalo estuvo iluminado todo el recorrido al señor de las Arrabal.

Hoy nos toca acompañar a  una de las hermandades más queridas de la ciudad, hábitos blancos y sencillos, castellanos, jóvenes con el tiempo en el que vivimos, y saber hacer bien las cosas. “Sentimiento , devoción y modernidad”

 A las  20:30 de la noche del  Jueves Santo, se abrían las puertas del templo de la iglesia antigua del Arrabal,  para dar paso a la salida Penitencial de la hermandad del Cristo del Amor y de la Paz, Hermandad creada en  1971.

Espectacular  el paso del Cristo con sus cuatro hachones encendidos atravesando el puente Romano.
 María nuestra Madre cargada por un centenar de hermanas, estreno nueva saya realizada con el traje de  luces donado por el torero Alberto López.

Una multitudinaria hermandad que crece en hermanos y actos a lo largo del año.

HÁBITO: De tipo monacal de lienzo blanco, compuesto por tres piezas: capucha, escapulario y túnica, cíngulo de soga de esparto a la cintura anudado a la izquierda, zapatos y calcetines negros.
Santísimo Cristo del Amor y de la Paz, una talla anónima del siglo XVII, y el de María Nuestra Madre, del artista Hipólito Pérez Calvo, de 1987.

Recorrido: Iglesia antigua de la Arrabal, paseo del Progreso , Puente Romano, Rector Esperabé, Ribera del Puente, Tentenecio, Plaza Juan XXIII, Catedral, acto penitencial en el atrio de la seo, Plaza Anaya, Rúa Mayor, Meléndez, Rúa Antigua, Plaza de San Isidro, Libreros, Vera Cruz, Tentenecio, Ribera del Puente, Puente Romano, carretera de Madrid e iglesia antigua del Arrabal.