-->

sábado, 16 de enero de 2016

YA CRUJE LA MADERA en el primer ensayo de Jesús Despojado



La cuadrilla de costaleros Jesús Despojado ensayaron con la parihuela nueva ,donada y realizada por los hermanos costaleros, se trata de una estructura de hierro de tubo estructural y de perfil cuadrangular con 9 trabajaderas en madera y sus correspondientes herrajes. Esta nueva parihuela tiene como finalidad sustituir a la anterior. Con mayor capacidad de hermanos  y mas trabajaderas , ya que la anterior  contaba con 7 .

Son las 9 de la noche del viernes  15 de enero y decenas de costaleros  de Jesús Despojado se reúnen en la Iglesia de la Arrabal, para proceder al primer en ensayo.

Montones de abrazos entre todos los hermanos, con esas ganas de verse unos a otros y dando la bienvenida a todos los nuevos que se han apuntado a este maravilloso proyecto.

 Con una temperatura  de 0 grados, ahí estaban todos los tíos, no falto ni uno!  esto es afición , además de Devoción,

Es trabajo, es sufrimiento y es alegría, no es nada fácil aquí dentro se carga su peso, pero es su voluntad.
 Lo mejor esos abrazos, esa camadería, esa unión que hay entre los hermanos costaleros, que solo ellos saben lo que le unen.
Primera Levantá del año
¡Herrero!- dice con voz ronca y fuerte El capataz callando todo sonido ajeno a lo que se está cociendo.
  -¡Ayyyyy! Dime Oscar, dime .
Este a su vez le calma, suaviza su ansia, le abre los ojos, le dice:
Quiero que  pongais los 5 sentidos en lo que vais a hacer y ayuden a los nuevos en todo lo que puedan.

Vamos a llevarlo al cielo, ¡Vamos a volar! ¡Tos por iguá! Al cielo con el.

Los costaleros  todos juntos responden:
-¡Al cielo!
Se escuchan los esfuerzos de 54 corazones. se ven los pies que saltan y se balancean en el aire. Al caer toda la madera cruje ¡un momento único!
Poquito a poco. – Venga de frente

Un ensayo duro. Donde uno se da cuenta uno de lo que es un ensayo por derecho. Soportando el frío inmenso, pero ahí están ellos, con sus familias , mujeres y novias.


Fuerte pa´rriba siempre.
Me siento orgulloso  de estar junto a vosotros. Los que nos hemos dejado la piel. Los que hemos estado apretando los dientes, los que hemos sufrido, pero sobre todo los que hemos estado haciendo piña para que esto tire palante. Con todos los nuestros, con mis hermanos costaleros, y con la Hermandad.

Hay que valorar también el trabajo de nuestros capataces, de ese equipo de capatacía que se rompe la cabeza para que cada uno vaya en su sitio y no se haga daño. Para que todo el mundo esté bien tallado.
La sabiduría, el trato, la integración, la charla de antes de los ensayos, el hecho de acercarte a otro ensayo y recibirte con los brazos abiertos, preguntarte y preocuparse cada dos por tres por tí, son cosas en las que un equipo de capataces como los de La Hermandad de Jesús Despojado te hacen seguir adelante en todo esto.

¡¡¡¡¡ BUEN ENSAYO ¡¡¡¡¡¡