-->

lunes, 24 de octubre de 2016

Festividad Divino Redentor Rescatado



La Congregación de Jesús Rescatado celebro éste Domingo 23 de Octubre la conmemoración de Jesús Divino Redentor Rescatado, una festividad que contó con mucho empaque en la historia salmantina y que, por tercer año, la Congregación trinitaria pretende recuperar.


La sede canónica de Jesús Rescatado, la Parroquia de San Pablo,

Fiesta del Santísimo Redentor Jesús Nazareno Rescatado, eucaristía a las 12,30 h y posterior Procesión.




A las 12:30 H. Eucaristía. Al finalizar esta, a las 13;15 H aproximadamente, procesión con una imagen de tamaño inferior al natural, que representa a Cristo Cautivo, la misma iconografía que Jesús Rescatado, y que fue portada al igual que el pasado año, por los hermanos más jóvenes. con el siguiente recorrido: Plaza de Colón, Juan de la Fuente, Rosario, Atrio de San Esteban, plaza del Concilio de Trento, Dueñas, Juan de la Fuente y plaza de Colón.
La procesión contará con el acompañamiento musical de la Agrupación Musical de Cristo Yacente, que también pone sus notas tras la imagen de Jesús Rescatado la tarde del Viernes Santo.


Desde la Congregación agradecemos un año más la colaboración desinteresada de la Agrupación Musical Cristo Yacente en esta fiesta.


  
La fiesta del Santísimo Redentor Jesús Nazareno Rescatado, fue instaurada el 22 de octubre de 1734 por la Sagrada Congregación de Ritos que concedió al convento de los trinitarios descalzos de Venecia, el oficio y misa del Redentor.

El 11 de diciembre del mismo año, lo concedió para toda la Orden descalza y en 1735 señaló su celebración para el 23 de octubre. Los trinitarios descalzos, identificaron desde siempre, esta fiesta del Redentor como la fiesta de Jesús Nazareno Rescatado, de tal modo que la S. C. de Ritos el 16 de marzo de 1833 la señala dos veces (23 de octubre para Roma y el primer domingo de septiembre para España) con la expresión Fiesta del Santísimo Redentor Jesús Nazareno. Es la primitiva fecha en la que desfilaba N.P. Jesús Rescatado, mucho antes de incorporarse a la procesión del Santo Entierro en 1860. Con la unión de los Trinitarios en 1900 se conservó el 23 de octubre como fecha para la celebración de la Fiesta del Santísimo Redentor, siendo esta la fecha en la que desfilaba, hasta los años 50, que se perdió la salida a la calle, si bien se mantuvo la procesión dentro de la iglesia con la imagen que ahora portan los niños y en unas andas similares.


Este será el tercer año de recuperación de esta procesión con un carácter muy familiar y catequético, en el amor a Jesús Rescatado como redentor de todos nosotros.