-->

viernes, 21 de octubre de 2016

La Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad queda constituída oficialmente



Aprobados los estatutos de la Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad

Hasta la celebración de la primera asamblea general, José M. Ferreira Cunquero es su hermano mayor, José Román López el segundo hermano mayor, Roberto Domínguez Arribas el secretario y José F. Santos Barrueco el tesorero
La Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad ha recibido el visto bueno a sus estatutos por parte del obispo de Salamanca, Carlos López, de manera que ha quedado erigida canónicamente.

Para realizar las primeras gestiones, ha quedado constituida una primera Junta Directiva con carácter provisional, que permanecerá vigente hasta la celebración de la primera asamblea general, que se convocará en el menor tiempo posible. Está formada por José M. Ferreira Cunquero como hermano mayor, José Román López como segundo hermano mayor, Roberto Domínguez Arribas el secretario y José F. Santos Barrueco el tesorero.


                                                                            José M. Ferreira Cunquero 

La Hermandad se instituye con las siguientes finalidades: promover la fe cristiana desde las prácticas piadosas franciscanas, confraternizar con los cristianos de la Tierra del Señor a través de la Custodia de Tierra Santa y ayudar a esta institución en el mantenimiento de los Santos Lugares, practicar la penitencia acorde con su actual interpretación teológica e incrementar el culto público a nuestro Redentor, bajo la advocación del Santísimo Cristo de la Humildad, y fomentar una vida más caritativa entre los integrantes de la Hermandad y el ámbito en el que esta se desenvuelva.


Fuente : La gaceta Regional



De acuerdo con las previsiones, la Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad desfilará con su imagen titular, por vez primera, el Sábado de Pasión del año 2018 desde la iglesia parroquial de San Martín.
El desfile procesional se articulará sobre la base de los ideales del decoro y austeridad que siempre han caracterizado al franciscanismo en el seguimiento de ese Cristo sencillo, pobre y humilde que abre sus brazos para acoger a la humanidad bajo los principios de la paz y la concordia.
Las características estéticas tendrán como base el simbolismo franciscano y la tradición procesional del espacio cultural en el que se integra el territorio salmantino.