-->

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Los que estáis a la cabeza de todo esto, estáis fallando a la gente



Carta que nos manda un cofrade de la Archicofrade del Rosario dirigida a la Junta de Semana Santa.
                                              

Os diré cómo lo pienso: los que estáis a la cabeza de todo esto estáis fallando a la gente. No estáis arreglando los problemas y además, en muchos casos, estáis dando mal ejemplo.

Por eso no voy a negar la realidad y creo que le hacemos un flaco favor a toda la semana santa de Salamanca si ocultamos lo que realmente  se está haciendo aquí.

Por tanto, no esperéis de mí un análisis complaciente y mucho menos ilusorio de lo que está sucediendo en estos momentos en la junta de cofradías ni de lo que sucede con los hermanos del Rosario.

Es una realidad que tenemos que cambiar, explicarnos por qué hemos llegado a esta situación y cómo vamos a poder hacer frente al futuro que tenemos por delante y transformarla. Y en este punto tengo que lamentar esa falta de estímulo, por no decir ninguno, que hemos recibido por parte de esta junta de Gobierno.

Me gustaría poner en el centro del debate la igualdad entre las cofradías a la hora de ser tratadas todas por igual.

La estabilidad y la concordia no sólo son exigibles a cada una de las partes, sino también, y muy especialmente, a quien tiene la obligación de gobernarnos a todos.

Yo espero que La Junta de Semana Santa sea capaz de poner orden, y dar estabilidad y certidumbre, que es lo que necesitamos todos para continuar trabajando.

Hay que poner medidas en marcha que arreglen esos problemas. 

En primer lugar, tengo que denunciar las políticas que nos conducen a esa situación y, en segundo lugar, rechazar tanto el ilusionismo que no conduce a nada –al menos a nada bueno-, como las medidas regresivas que están provocando que la situación siga empeorando.

La angustia que sienten en muchos cofrades cuando  trabajan en un proyecto, cuanto están pendientes de los cultos, cuando prestan un servicio de labor social y este Gobierno se retrasa y le pone pegas  en que estos cofrades puedan seguir su camino.

Ese no es el camino, como tampoco lo es desentenderme de la obligación de cualquier cofrade por mantener el equilibrio entre todos. NO comparto esa actitud irresponsable que defienden otros.
Resulta incomprensible que haya quien no alcance a entender que en este mundillo de cofradías  estamos todos juntos.

 No nos podemos instalar en la miopía de hacerle lo que queramos y hacer daño a la Archicofradía de  Rosario, consciente o inconscientemente, que es también hacerle daño a todas las demás cofradías.

Hay que garantizar la igualdad de todos. Es por lo que yo apuesto.                                Y sobre todo poner voluntad

Jose Manuel Lazo